viernes, 29 de enero de 2010

MANUEL VALCÁRCEL ELEGIDO PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN CAMPOS DE HELLÍN


"El alcalde de Tobarra, Manuel Valcárcel, fue elegido nuevo presidente de la Fundación Campos de Hellín, en la reunión mantenida ayer por alcaldes y concejales de la comarca, en la que también se acordó adquirir maquinaria para el arreglo de caminos rurales de los municipios de Albatana, Hellín, Fuente Álamo, Ontur y Tobarra.
El nuevo presidente sustituye en el cargo al alcalde de Fuente Álamo, Ginés Moreno García, al finalizar el período de su mandato, según los estatutos de la Fundación, que en esta nueva etapa será la encargada de gestionar y desarrollar el Plan de Competitividad de la comarca, que fue aprobado la pasada semana por la Conferencia Sectorial de Turismo con un presupuesto de 2,3 millones de euros.
Manuel Valcárcel quiso agradecer la confianza mostrada por el resto de alcaldes de la comarca y precisó que este es uno de los momentos más importantes, «no sólo porque tenemos un gran reto con el Plan de Competitividad y la puesta en marcha de la Ruta Regional del Tambor, sino porque queremos que nuestra comarca avance y supere la situación de crisis, apoyando a los emprendedores para que creen riqueza y se generen puestos de trabajo».

NUEVOS ESTATUTOS

La reunión se celebró en el día de ayer en la sede del Centro de Desarrollo Rural (Ceder), ubicada en la calle Daniel Chulvi de Tobarra, presidida por Ramón Lara, con la asistencia de la gerente del grupo, Celia López, los alcaldes de Albatana y Fuente Álamo, y la teniente de alcalde de Ontur.
Manuel Valcárcel, que contará con Ramón Lara como secretario (Lara es, a la vez, presidente de la Asociación), pretende modificar los estatutos de la Fundación, «que han quedado obsoletos, ya que se redactaron hace años».
Entre otras cuestiones a modificar, está la del período de mandato de los presidentes (seis meses en la actualidad) y la ampliación de la directiva, pasando del presidente y secretario actual, a contar con un vicepresidente, un tesorero y un vocal, que serán elegidos entre los alcaldes y representantes de los cinco municipios de la comarca. También se creará un Consejo Asesor."


Fuente: G. González, La Tribuna de Albacete

viernes, 22 de enero de 2010

CAÍDA DE JESÚS - ALEJANDRO MARTÍNEZ RAMÓN

"¡Paso Gordo!
Paso Gordo que caminas
como un galeón pesado
de la Carrera de Indias.

¿Quién se atreve
a pedir palo y horquilla
para cargar con las andas
del Paso de la Caída?

Hombre fuertes, paso firme
y un temblor en las rodillas
de los hermanos que marchan
con la espalda dolorida,
mientras con la frente ardiente
acarician la almohadilla.

Un vaivén de aire pausado
a sus figuras da vida:
Pasan judíos, romanos
y el Señor de la Caída,
con andar majestuoso
como un galeón de Indias."


Paso Gordo
Foto: José Rafael Navarro

miércoles, 20 de enero de 2010

FESTIVAL DE BANDAS TOBARREÑAS A BENEFICIO DE HAITI

El próximo sábado, día 23, a las 8 de la tarde, y en la Casa de la Cultura de Tobarra, organizado por la Asamblea Local de Cruz Roja, se celebrará un FESTIVAL DE BANDAS LOCALES A BENEFICIO DE HAITÍ, con la inestimable colaboración y participación de la Banda de Música de la Sociedad Unión Musical Sta. Cecilia, Banda de cornetas y tambores de la Sta. Cruz, Banda de cornetas y tambores de la Sta. Mujer Verónica y nuestra Agrupación Musical Cruz Roja.

La entrada-donativo será de 5 Euros y habrá una fila 0 para aquellas personas que no puedan asistir y deseen colaborar.
La Asamblea Local invita a los colectivos y empresas para aprovechar el acto y aportar su valioso donativo.
También se pueden efectuar ingresos en las cuentas que esta institución local tiene abiertas en Caja Castilla-La Mancha, Caja Murcia, Banco Santander y Caja Rural.
Cruz Roja Tobarra hace un llamamiento a la ya demostrada solidaridad y generosidad del pueblo tobarreño, que en esta ocasión también será sensible ante tan sobrecogedora catástrofe.
Las entradas para este benéfico festival se pueden adquirir en Ferretería Casto y en Foto-Vídeo Román.

Fuente: Radio Tobarra Municipal

lunes, 18 de enero de 2010

CRISTO DE LA AGONÍA - ALEJANDRO MARTÍNEZ RAMÓN

"Cristo en la Cruz, y a sus pies
San Juan, María...
¡Cómo navega el bajel
del Cristo de la Agonía!

El duro suelo de roca
se transformó en un jardín:
claveles de sangre roja,
amarillo de las rosas
y blancura de jazmín.

No hay Calvario: es una fiesta
de luces y de colores
sobre un trono hecho de flores
una cruz que apunta al cielo,
y tres figuras erguidas
iniciando un alto vuelo...

Cristo en la Cruz, y a sus pies
San Juan, María...
Navega como un bajel
el Cristo de la Agonía."


Cristo de la Agonía
Foto: José Rafael Navarro

sábado, 16 de enero de 2010

FOTOS PARA EL RECUERDO

Con motivo de las fiestas de San Antón ("San Roque el Viejo"), este rincón para la nostalgia va dedicado a dicho barrio tobarreño:

- Vista del barrio desde "los Ojos del Diablo", con el humo de las chimeneas. Desde lo alto el cambio parece ser menor...


Foto de Juan Andrés Guirado.

- La tradicionales Pujas. Encima de la mesa, "el Sargento Negro" y "Barunda":

Foto propiedad de José García González

- Foto de Juan Salmerón Selva en la que se ve la Calle La Parra sin asfaltar y la Iglesia de San Antón al fondo con su viejo aspecto:


- La espadaña de la iglesia al fondo, desde la Calle Ramón y Cajal:

Foto de Guirado.

- La misma calle, en dirección contraria, hacia La Granja:

Foto de Salmerón Selva.

viernes, 15 de enero de 2010

ASÍ ESTÁ LA IGLESIA DE TOBARRA

Allí se casaron mis padres. Me bautizaron. Tomé mi Primera Comunión. Hice un trabajo sobre ella en la Universidad. De allí parte mi Cofradía en Semana Santa. Y haré lo que pueda, por poco que pueda parecer, para que no siga cayéndose a cachos.

De momento, hacer ver a la gente cual es su estado:




¡Que no caiga!

miércoles, 13 de enero de 2010

RADIO LAS COFRADÍAS ALBACETE INICIA SU ANDADURA

Esta noche comienza la emisión del programa "Bajo el Palo", con el que inicia su andadura Radio Las Cofradías en Albacete. Será a las 21.00 h. y se puede escuchar online a través de la página de la emisora, aunque podrá escucharse el viernes (16:00) y el domingo (18:30), o también descargándolo en la sección de multimedia.

El programa, que se realiza desde la sede del Cristo de la Agonía, tiene como directores a Waldo Gómez y Néstor Tercero, y como colaboradores a José Rafael Navarro (siempre que pueda escaparse al pueblo, jeje), Guillermo A. Paterna y José A. López Morata.

Los corresponsales de esta delegación serán:

Joaquín Caballero Segura, de Cieza
Benito Abellán Martínez, de Jumilla
José García González, de El Bonillo
José A. López Morata, de Hellín

lunes, 11 de enero de 2010

HISTORIA DE UNA TORRE


En 1616 se concluía con el coro las obras de la Iglesia Arciprestal de Nuestra Señora de la Asunción, que se prolongaban desde que se colocara la primera piedra en 1546. Por tanto la torre del templo llevaba ya tiempo terminada.

Vista de Tobarra

Se trataba de una torre de planta cuadrada, construida en mampostería, y que posiblemente estaría culminada por un cuerpo de campanas, con bolas en las esquinas y en los centros de los lados, tal como ocurre en Hellín, Caudete o Jorquera. Este sería su posible aspecto hasta llegar a finales del siglo XVII y principios del XVIII, cuando se le añade un chapitel barroco, que en la zona levantina se suele coronar con cúpulas de teja vidriada.


Este consiste en un cuerpo de sillería sobre el que se asienta otro ochavado de campanas, compuesto por lados mayores en los frentes y pequeños en las esquinas, separados por pares de pilastras jónicas y defendidos por una balaustrada de piedra. Cuatro ménsulas invertidas hacen de transición entre las esquinas del cuerpo inferior y los cuatro lados menores del cuerpo de campanas. La cúpula es de tejas vidriadas en dos colores, blanco y azul, rematada por una gran veleta. La altura de la torre es de unos 50 metros, 40 hasta el campanario. Posee varias campanas, cuyos tañidos acompañarán la vida (y la muerte) de los tobarreños durante unos 200 años.


Llega el Siglo XX, el peor para la historia del templo, que había sobrevivido incluso a la invasión francesa. La Guerra Civil estalla en 1936 y la Iglesia sufre sus consecuencias: se destruye su patrimonio artístico y las campanas son arrojadas desde la torre (conservando luego solo una).
Pero el año más fatídico será el de 1952, con el templo recuperado a duras penas del daño causado por la ya citada contienda.

Subida del Cristo en los años 40

Desde años atrás ya se habían ido apreciando grietas en la torre, para preocupación de unos y tranquilidad de otros, que pensaban que esas grietas habían estado allí siempre y que la torre no se caía. Sin embargo llegó la Navidad de 1951 y la situación comienza a ser alarmante, y más cuando los testigos de yeso y papel que coloca Tomás Pastor Bleda empiezan a romperse en una noche.

El alcalde, Don Antonio Martínez García, avisa al arcipreste de Hellín, Don Antonio Sánchez, que en compañía del constructor Carmelo Garaulet inspecciona la torre, aconsejando debido a su estado de ruina que se tomen las medidas pertinentes para evitar accidentes personales, como acordonar los alrededores y desalojar las viviendas colindantes.

En la Misa del Gallo se podían apreciar ya grietas en el coro y en la escalera de la torre, y además se había desplomado un trozo de la parte alta de la torre. El martes 8 de enero acude el Obispo, el Doctor Tabera y Araoz, acompañado de uno de los Arquitectos Diocesanos, Baldomero Pérez Villena, y se decide cerrar el templo al culto y realizar unos sondeos para ver si puede prevenirse la catástrofe.


El domingo anterior hubo misa (festividad de los Reyes Magos) y novena por la tarde, y también el lunes, con gran concurrencia de fieles (María “la Percalina” recordaba haber asistido a un funeral). Uno se plantea la tragedia que habría tenido lugar si el desplome hubiera ocurrido entonces.


El día 9 visita el templo de nuevo, con más detenimiento, el Arquitecto Pérez Villena, que confirma la amenaza de derrumbe. Se personan en el pueblo el arcipreste de Hellín, el aparejador Don Juan López, y Garaulet con una brigada de obreros, técnicos y personal. Se desalojan las casas de los alrededores y se prohíbe circular por los alrededores, bajo orden del Alcalde, que comunica a los afectados el jefe de policía, Miguel Sánchez “Cadillo”.

El arquitecto Pérez Villena con el Alcalde y el Párroco

Los operarios de Garaulet colocan unos andamios en el interior de la torre para reforzar la pared la misma mañana del día 11. Salieron a comer y ya no se atrevieron a entrar.

La tarde del 11 de enero de 1952 Tobarra pierde su torre y con ella gran parte de su Iglesia.
El diario Albacete lo relata así: “A las seis menos diez de la tarde, siendo anunciado por el desmoronamiento y caída de cascotes de la pared central de la torre y poco minutos después ésta se quedó partida de arriba abajo, en el lienzo comprendido desde el tejado a la campana, cayendo sobre la parte de la iglesia donde se encontraba el coro y sobre la Plaza, y seguidamente, casi sin interrupción, el resto de la torre precipitándose en bloque sobre la plaza, la cúpula y la única campana que en él había,…”

La noticia en el diario ABC

El Gobierno Civil dispone que salgan para Tobarra los bomberos y una ambulancia para que prestaran los servicios que fueran necesarios. Se personan el Secretario General del Gobierno Civil, Don Ángel Malagón del Castillo (Don Francisco Rodríguez Acosta, Gobernador Civil, estaba enfermo), el Obispo Don Arturo Tabera, Don José María Larrauri, secretario-canciller del Obispado y Don Rafael Pastor Cantó, canónigo de la Santa Iglesia Catedral. Son recibidos por el Alcalde, por Don Antonio Redondo Redondo, cura párroco, y por otras autoridades locales, de Hellín y de Albacete, con la presencia del corresponsal del diario Albacete, Don Tomás Arjona Cuartero (jefe local de la Falange).



Los gritos provenientes de entre los escombros conducen a los bomberos de Hellín y a la brigada de obras del puente de la N-301, tras una hora de trabajo, hasta una magullada Milagros Martínez García, de 66 años, que se salvó al quedar en el hueco entre una mesa de la sastrería y unas tablas de la techumbre.
Distinta suerte corrió su hijo, Juan Huerta Martínez, de 36 años, sastre de profesión. A las ocho y media se encontraba su cadáver aplastado, con un pie cogido por la puerta, lo que hace pensar que abandonaba la casa en ese momento al advertir el peligro.
La familia Huerta se había mudado a la calle Daniel Chulvi, pero conservaba en la placeta la sastrería, donde en ese momento confeccionaban los uniformes para la Banda, que estrenarían por San Antón. El entierro de Juan Huerta fue todo un acontecimiento para el pueblo. Se celebró al día siguiente, con un gran cortejo fúnebre acompañado por la Banda de Música, ya que tanto él como su hermano eran músicos.


Los bomberos de Albacete se encargan de realizar los trabajos necesarios ante el peligro de hundimiento de otra parte de la casa y de la parte superior de la Iglesia. La madrugada del día 12 se produce el traslado del Santísimo hasta la Ermita de la Purísima (reabierta al culto mientras se acondicionaba el Convento) por parte del cura de San Roque, Don Jesús Tormo Alarcón.

La investigación sobre las causas del hundimiento revela que se produjo debido a la desintegración de los materiales por aplastamiento. Recordemos que la parte superior era de sillería y la inferior de mampostería ordinaria, con relleno de materiales de derribo en el interior de muros. Al solicitar la rehabilitación del templo a la Dirección General de Regiones Devastadas o la Junta de Reconstrucción de Templos Parroquiales, se recordó además “el mal trato que recibió el templo, como todos los dedicados al Culto, y el resquebrajamiento que sufrieron los muros al ser derribadas las enormes campanas desde lo alto de la torre a la Plaza”.


Como medida preventiva estaba la posibilidad de construir un muro o contrafuerte, que debido a sus dimensiones hubiera ocupado gran parte de la placeta, dejándola inutilizable, cosa que no pudo realizarse por el repentino desplome, que se llevó con la torre la puerta principal de principios del Siglo XVII, el coro de tres arcos, el órgano y dos bóvedas de la nave, más una que hubo que derribar luego al estar muy dañada. El arquitecto diocesano estimó la parte dañada en 4/5 partes del templo, 529 m2.


El 23 de enero queda constituida la comisión pre-reconstrucción, que pese a sus esfuerzos, no consiguió devolver al templo su anterior aspecto, tanto en la portada, el coro (de un solo arco) y la torre, que difiere bastante del original tanto en decoración como en altura.


La torre actual consta de un cuerpo principal liso, y otros dos superiores decorados con pilastras cuadradas en las esquinas, creando un juego de entrantes y salientes. El cuerpo de campanas mantiene la forma del antiguo, salvo los vanos en los lados menores, que si que conservan las ménsulas invertidas. La baranda es de hierro, y solo hay una campana, refundida, que data de 1962, y que se toca desde el hueco de la escalera mediante una larga cuerda. Las tejas vidriadas son ahora verdes.


El 19 de mayo de 1963 se vuelve a abrir la Iglesia al culto, y el 7 de noviembre de 2000 recibe la categoría de Bien de Interés Cultural. Actualmente se encuentra a la espera de una muy necesaria restauración, pues las humedades están haciendo peligrar la integridad del edificio, provocando pequeños desprendimientos. No permitamos otra pérdida más en el ya menguado patrimonio histórico tobarreño.

"Que cante mi poesía

¡Tobarra ya tiene Torre!

y en el último suspiro

que tu campana me doble."


Bibliografía:

- “Sucedió hace 50 años”. Luis Enrique Martínez Galera. Libro de Semana Santa de Tobarra, 2002.
- “Recuerdos y vivencias de un tobarreño”. Francisco Martínez Ortiz. Revista de Semana Santa de Tobarra, 1995.

Fotografías:

Juan Andrés Guirado
Baldomero Pérez Villena

José Rafael Navarro

Juan Salmerón Selva

Linares Sánchez

Juana García Monte
Archivo Rafael Damián Valero Alcañiz

Archivo Guillermo A. Paterna Alfaro
Diario ABC

Poesía:

Manuel Sahorí García "El Zoril"

miércoles, 6 de enero de 2010

2007: "EL NIÑO" CAE EN TOBARRA

El 6 de enero de 2007, el sorteo extraordinario de la Lotería Nacional, "El Niño", caía, entre otras localidades, en Tobarra, con el número 92034. Así lo relataron diferentes periódicos:

- El País:

"92034, primer premio de 'El Niño'

El segundo premio, de un millón de euros por serie, recae en el 87711 y hay 12 premios más de 14.000 euros por serie

AGENCIAS - Madrid - 06/01/2007


 
El Niño, el sorteo extraordinario de la Lotería Nacional que marca el final de la Navidad, ha repartido a mediodía 700 millones en premios. El primero, dotado con dos millones por serie (200.000 euros por décimo), ha recaído en el número 92034, vendido en las administraciones de lotería número 1 de Tobarra (Albacete), en la número 6 de Ferrol (A Coruña) y en la 1 de Medina de Ríoseco (Valladolid). El 87711 es el segundo premio, de un millón de euros por serie, despachado íntegramente por la administración 11 de Cáceres. Además, hay 12 premios de 14.000 euros por serie y otras posibilidades de hacerse con un pellizco.

Hasta 200 décimos del primer premio han sido repartidos en Tobarra, todos en la ventanilla de la administración de loterías número 1 de esta localidad. El hijo de la lotera Amparo Sánchez Coy, José Ángel, ha explicado: "Ha estado muy repartido porque al no llevarlos una hermandad o asociación, era la gente que venía a comprarlos la que ha ganado el premio". Por su parte, los diez billetes vendidos por la administración de Medina de Rioseco han ido a parar al propietario de un bar autoservicio de la vecina localidad de Villardefrades, de 200 habitantes. En Ferrol ha caído en un barrio obrero y muy repartido, según fuentes de la oficina número 6, que vendió los décimos premiados.
En este sorteo, que se ha celebrado a las 12.00, el sistema de dos bombos del Gordo de Navidad se sustituye por el método de bombos múltiples y su duración no rebasa los 30 minutos. Se echa en falta también parte de la emoción del extraordinario del 22 de diciembre, cuando se desconoce en qué momento cantarán el Gordo los niños del colegio de San Ildefonso, ya que en esta lotería se sigue un guión preestablecido, en el que primero se sacan las terminaciones de dos y tres cifras; luego los 12 premios de 14.000 euros; después el segundo premio, y, para finalizar, el primer premio y dos reintegros."

- La Verdad:

"El Niño convierte a Tobarra en millonaria
La Administración número 1 de la localidad albaceteña vendió 200 décimos del primer premio El sorteo deja 40 millones de euros muy repartidos entre los vecinos, con un pellizco en Albacete y Hellín


Amparo Sánchez recordaba que, desde la puesta en marcha de la Administración, en el año 1982, sólo habían tenido oportunidad de dar un primer premio de la Lotería en el año 2001 y dos segundos premios en 2003 y 2004, pero nunca coincidiendo con los sorteos de Navidad o del Niño. Sin embargo, ayer se resarcieron con creces, ya que convirtieron a Tobarra en el municipio donde más dinero dejó el 92034, un número «alto» pero que se había vendido «muy bien», según indicó la lotera. Uno de sus hijos, Juan Miguel Monte, señaló que el premio estaba muy repartido, ya que casi todo se había despachado en ventanilla salvo «cinco o seis series» que un vendedor de la Administración distribuyó en Albacete capital y Hellín. En el establecimiento le esperaba su hermano José Ángel, ya que a pesar de ser festivo ayer también era día de sellar quinielas y el negocio familiar estaba abierto. Lástima que ninguno de ellos se quedase con un billete del número premiado. «Claro que nos hubiera gustado llevar, pero con esto nos damos por satisfechos por mucho tiempo», sentenciaba Juan Miguel, al que los nervios traicionaron en un primer momento al decir que eran 400 millones de euros, y no 40, los que El Niño había dejado en Tobarra. Poco a poco, los premiados fueron dejándose ver.

Finalmente, la emoción se desató y el cava y la sidra corrieron a sus anchas por este municipio, que vive de la agricultura y de industrias como Plantoe, una empresa de confección en donde 16 trabajadoras se repartirán los 200.000 euros del décimo que compartían, adquirido con la devolución de lo que jugaban en el sorteo de Navidad «y un poco más». Así lo explicaba Eva María Tárrega, de 21 años, que junto con otras dos compañeras, Teresa Martínez e Isabel Hernández, mostraba su alegría y explicaba que todavía no sabe en qué gastará el dinero. El que sí lo sabe es Manuel Montón, otro de los vecinos agraciados, que veía en los números del décimo la llave de un piso. La de ayer era la primera vez que la suerte de la lotería se fijaba en este tobarreño, que jugó para Navidad la misma cantidad que para El Niño: diez décimos -200 euros-, por fin amortizados. También algunos inmigrantes que viven en la localidad han sido agraciados."

- La Tribuna:

"El Sorteo de El Niño deja 40 millones de euros en Tobarra
Muy repartidos en todo el pueblo, fueron vendidos en ventanilla, viajando tres de las 20 series premiados a otros pueblos cercanos
G. GONZÁLEZ

Veinte series del gordo del sorteo extraordinario de ‘El Niño’, celebrado ayer y que recayó en el 92034, fueron vendidas por la Administración de Loterías número 1 de Tobarra, regentada por Amparo Sánchez Coy. Se trata de un premio muy repartido ya que los doscientos décimos fueron vendidos en ventanilla, principalmente a clientes de Tobarra, aunque un buen pellizco se ha distribuido en algunos pueblos próximos por un vendedor de la Administración, en total tres de las veinte series.
Nada más conocerse la noticia, fueron llegando a las inmediaciones de la Administración de Loterías, multitud de tobarreños, para cerciorarse de si sus décimos estaban premiados o no; en esos primeros instantes sólo se encontraba en la Administración, situada en la Calle Mayor, José Ángel, el menor de sus hijos, que no paraba de recibir felicitaciones y atender telefónicamente a los medios de comunicación. Muchos curiosos aprovechaban para comprar décimos y tentar a la suerte en «la administración de la suerte»; y otros se lamentaban de no tener un décimo del gordo.
La primera premiada en acudir fue Maruja L., con su hija Lola Coy, con lágrimas en los ojos y la emoción a flor de piel; «me hacía mucha falta», dijo la afortunada, que también manifestó su alegría porque dos de sus hijos también tengan décimos premiados del 92034. Su hija Lola contaba que se había enterado de la noticia porque una compañera suya de Benidorm la había llamado, nada más finalizar el sorteo, para decirle que el gordo había caído en Tobarra, así que miró los décimos de su madre y comprobó que era una de las afortunadas, «espero que me compre algún regalito».

Poco antes de la una de la tarde llegó a la administración la dueña, Amparo Sánchez, que abrazó a sus hijos y a algunos de los curiosos presentes y manifestó que durante la celebración del sorteo estaba en su casa, «algo desanimada al ver que no había caído ningún premio importante»; faltaba el gordo y entonces se le ocurrió rezarle a Santa Rita, «la patrona de las causas perdidas, pidiéndole que tocara el gordo en el pueblo».
Aunque en la administración ya sabían lo que era dar el primer premio en un sorteo, fue el 10 de noviembre de 2001, cuando repartieron varios décimos del 35.578, que dejaron cien millones de pesetas en la localidad; en 2003 volvieron a repartir un número premiado, en este caso con el segundo premio en un sorteo de sábado, en abril de 2003; y otro segundo premio de la lotería nacional en 2004; pero nada como esto, ya que repartir cuarenta millones de euros «no se ve todos los días; en pesetas son más de seis mil seiscientos millones».
La Administración de Loterías de Tobarra está situada en la Calle Mayor, abrió sus puertas en 1981, regentada por Juan Monte Gómez hasta su fallecimiento en 1993, que pasó a nombre de su mujer, que la administra con sus hijos, Juan Miguel y José Ángel. Además de los premios reseñados, en los últimos años han sido muchos los premios, algunos de importancia, dados en la lotería primitiva o la quiniela.
Según iban transcurriendo los minutos, eran más las personas que se agolpaban en las inmediaciones de la Administración de Loterías, entre curiosos y medios de comunicación; una pareja residente en la pedanía de Aljubé llegó para cerciorarse de si su número estaba premiado, y comprobaron con alegría desbordada que eran unos de los afortunados; una mujer lloraba y se abrazaba a Amparo Sánchez, manifestando que tenía un décimo premiado, «comprado a última hora en ventanilla, no pedí ningún número, y me dieron este».

También circularon múltiples rumores al respecto de si un empresario local, muy conocido, podría tener cinco o seis décimos premiados, pero la noticia se descartó, al tiempo que se supo que el gerente y 17 trabajadoras de la empresa ‘PLANTOE’, llevaban el mismo décimo, «un pellizco para tapar pequeños agujeros y permitirse algún capricho». Otra mujer contaba que ella y otras cinco amigas llevaban dos décimos del gordo, «jugamos habitualmente juntas, y el año nos ha traído la suerte que nos dio la espalda mucho tiempo».
La suerte también favoreció a algunas familias del barrio de San Antón, pese a que el número que juega la hermandad el 55793, muy repartido en el pueblo, como el de otras asociaciones y hermandades, no consiguió ningún premio. Agraciados con el gordo, entre otros, una familia en la calle de La Parra y otras en un barrio que se prepara para vivir sus tradicionales fiestas, como José G. y su hija Milagros, que no podían creerse que el número que aparecía en televisión, fuera el suyo.
Otro de los premiados, Venancio B., estaba de viaje y llegó a Tobarra contento, porque estaba escuchando en la radio que en su pueblo había caído el gordo, pero ignoraba que él también era uno de los agraciados; al llegar a su casa, pasadas las dos de la tarde, mientras su mujer le daba cuenta del nombre de algunos afortunados, él buscó sus décimos, convencido de «no llevar ni la pedrea», y entonces se dio cuenta, con gran emoción, de que la suerte también le había sonreído a él.
Mientras que la alegría se desbordaba en diversos barrios y calles del pueblo, en la calle Mayor, junto a la Administración de loterías, cada vez llegaba más gente, incluidos algunos directores de las sucursales bancarias y el alcalde, David Díez, que felicitó a algunos premiados y a Amparo Sánchez, y manifestó que «era una gran noticia para el pueblo, porque una inyección de dinero tan importante se ha de notar por fuerza en un municipio como el nuestro, y sobre todo al estar tan repartido, ya que con este dinero muchas familias van a mejorar su situación económica, y por lo tanto se va a notar en sectores como el comercio, la construcción y en general en Tobarra y pedanías».
Según cuentan los hijos de Amparo, el 92034 no es un número habitual en la administración tobarreña, «se trata de un número que nos han mandado para este sorteo, no es de los que tenemos abonados, ni de los que solemos tener a lo largo del año, y afortunadamente tampoco es de esos de los que nos envían sólo dos o tres series, ni de los que hemos tenido que devolver ningún décimo». Cuentan además que el próximo lunes, cuando las sucursales bancarias estén abiertas, «seguro que llegan la mayoría de los premiados, esos que quizá no se hayan enterado de que han sido agraciados con el gordo, o los que se hayan querido mantener en el anonimato»."

viernes, 1 de enero de 2010