domingo, 11 de enero de 2009

AQUEL 11 DE ENERO DE 1952 - MANUEL SAHORÍ "EL ZORIL"

El 11 de enero de 1952 se venía abajo la torre de la Iglesia de la Asunción, debido a defectos en su construcción, y con ella una buena parte del templo (VER ARTÍCULO).

Os dejo con este video con la poesía con la que "El Zoril" inmortalizó el suceso:


Video: José Rafael Navarro (de una grabación en la que el propio poeta recita varias de sus poesías para mi bisabuelo, Ginés Sánchez, fallecido hace 16 años un 11 de enero) con fotos de:

Juan Andrés Guirado
Linares Sánchez
Pérez Villena
Archivo de G.A. Paterna Alfaro


Letra:

¡Tarde del once de enero!

cuando el sol agonizaba

la Torre al cielo pedía clemencia,

y no le escuchaba.

Poco a poco iba muriendo

y sus pulsos se agotaban,

la que millares de veces

al viento desafiaba.

Aquella veleta erguida

y el eco de su campana

en las noches de dolor

nos consolaban el alma.

Los que te vimos en pie,

y ahora derrumbada;

aquellos pobres mendigos

bajo ti se cobijaban,

las palomas mensajeras

en tu alero descansaban.

¡Qué triste es el despertar!

ver los gorriones chillones,

no pueden bañar sus alas

al sol con tus resplandores,

sus hogares han perdido

golondrinas y aviones.

Ya no tienen paraiso

jilgueros y ruiseñores,

tu campanario cubrían

con diferentes colores;

los almendros no florecen

y sin perfume las flores.

Cuantos latidos se escuchaban

salir de los corazones,

de alfombras negras se visten

las calles y los balcones,

de luto se cubre el cielo

de arcoiris sin colores.

Todo lo que nace muere,

todo a la muerte camina,

y a tus gruesos pedestales

los deshizo cualquier china,

en una tarde de invierno

cuando estabas más tranquila.

Encima de tus cenizas

te queremos ver brotar

lo mismo que las espigas

y el agua en su manantial,

y tu veleta se alce

a la corte celestial.

Que vuelvas y resucites

como un clavel que renace

y te admiren y adoren

los pueblos y las ciudades.

Yo quisiera a tu memoria

y con mi pluma de obrero

expresarte mi amor

y decir cuánto te quiero.

Que cante mi poesía

¡Tobarra ya tiene Torre!

y en el último suspiro

que tu campana me doble.

Manuel Sahorí García"El Zoril"

2 comentarios:

mojul8 dijo...

Amigo, no sé si sabras que yo mantengo la distancia muy, pero que muy larga respecto a la religión... pero si estoy totalmente a favor de la aquitectura y cualquier patrimonio sea religioso o no.

Es desde luego una pena....

¿ya no existe esa iglesia?
¿no se reconstruyo?

Peter Parker dijo...

Claro que se reconstruyó, fíjate en los últimos versos de la poesía y en las últimas fotos del video. Eso sí, no recuperó su aspecto anterior.