lunes, 27 de octubre de 2008

LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA EN TOBARRA

- INTRODUCCIÓN

El 27 de Octubre de 1807, Manuel Godoy, Primer Ministro español, y Napoleón Bonaparte, Emperador francés, firmaban en Francia el Tratado de Fontainebleau, de cara a una invasión conjunta de Portugal. Sin embargo, el ejército francés fue tomando posiciones en importantes ciudades españolas para invadir el pais y derrocar a la dinastía gobernante, la de los Borbones, encabezada primero por Carlos IV y luego por su hijo Fernando VII, sustituyéndolos por su hermano, José Bonaparte (conocido despectivamente como Pepe Botella).




El resentimiento hacia los invasores extranjeros, a los que había que mantener, sumado a la inestabilidad política derivada del Motín de Aranjuez llevó al levantamiento del pueblo madrileño el día 2 de Mayo. Las noticias sobre la brutal represión francesa se extendieron por toda la geografía española, declarándose la guerra contra el francés, con el apoyo del Reino Unido y Portugal, y gran importancia de las guerrillas. El máximo despliegue de efectivos franceses se da tras la llegada de la Grande Armée con Napoleón al frente.

- LA GUERRA EN TOBARRA

Los franceses ocupan Albacete en Mayo de 1808, pero de forma poco efectiva, no muy duradera. En Junio ya se encontraba constituida la Junta de Albacete, para organizar la defensa contra los franceses. Pidieron y se les concedió autorización para traer material de guerra desde Cartagena, corriendo ellos con los gastos, y saliendo de Albacete en dirección a la ciudad murciana los días 7 y 8 de Junio para recogerlo con 52 carros. El día 15 los reciben en Cartagena: 6000 fusiles, 2 cañones de a 12 corto, 400 balas y cartuchos para los mismos, 260100 cartuchos de fusil y otros utensilios. Pasan por Tobarra el día 20 (primera vez que se cita la Villa) y llegan a la capital el día 22.

El 27 llega la noticia de que los franceses están en San Clemente, y Don Pedro González Llamas, general en jefe del Ejército de vanguardia de Albacete y Chinchilla, y Don Luis de Villalba, brigadier-comandante general, que se encontraban en las inmediaciones de Tobarra al frente de sus tropas, lo comunican a Murcia.

Moncey evacua Albacete el 8 de Julio por primera vez, y más tarde a fines de Agosto. En Julio el ejército todavía permanecía en Albacete, Chinchilla, Jumilla y Tobarra, aunque se desconoce el volumen de las fuerzas establecidas en el pueblo, y quién las dirigía. A finales del mes, por orden general del Jefe de las fuerzas de Valencia y Murcia, el Conde de Cervellón, se retiran.

En fechas sin determinar se establece en Tobarra un hospital para acoger a los heridos de la guerra, que funcionaría hasta 1812, desconociéndose sus ubicación, dependencias y servicios (¿podría tratarse de la capilla del Vía Crucis del Calvario que se usó como hospital? es una hipótesis que se me ocurre...).

El 3 de Enero de 1809 pasa por Tobarra un tren de artillería procedente de Cuenca, Albacete y Chinchilla, compuesto por 26 piezas, al mando del Coronel Don Manuel de Llano, escoltado por tropas del regimiento de Béjar y milicias de Sevilla, que acamparon en Tobarra para luego partir hacia Murcia por Jumilla y Cieza.

El Duque del Infantado entra en el pueblo el 26 de Enero. Los libros parroquiales de la Asunción en esas fechas mencionan los enterramientos de soldados que se hicieron en el camposanto sin realizar los oficios pertinentes por la situación delicada y por estar las iglesias llenas de tropas. Tampoco se registraron sus nombres. La situación se agrava por una epidemia de tabardillo (fiebre aguda y grave de forma tífica). Por la triste situación, ni siquiera se tocan las campanas. Se habilita provisionalmente un cementerio en el Barranco de las Tejeras. El cura entonces era Julián Martínez, y el Alcalde Mayor, Juan Pedro Navarro, que se puso a disposición de la Junta de Defensa de Murcia para colaborar en lo que fuera necesario.

No se tiene constancia de ataques franceses en 1809, aunque debido a los incidentes en las cercanías se realizan más enterramientos en la Encarnación (desde Marzo hasta el 27 de Enero de 1810). Hasta 1811 continúan en el anteriormente citado barranco y en la Placeta de San Roque (Camposanto de las Ánimas). Las tropas francesas ya están en Pozo Cañada, y hay escaramuzas en el Estrecho, en Abenuj, y en el Campillo del Negro.

Se da una situación de desabastecimiento, y en Febrero de 1811 Tobarra recibe carros de grano y arroz desde Albacete, para luego continuar su recorrido hacia Murcia.


En 25 de Agosto de 1812 el Mariscal Soult entra en Tobarra con sus tropas (120000 hombres de caballería e infantería, según escribe Pascual Valero en los libros parroquiales). El día 26 se entierran dos soldados de Dragones del Regimiento Provincial 1º, que fueron arcabuceados por las tropas de la caballería francesa.
El día 27 la población huye a la Sierra de Abenuj a refugiarse. Los pocos que quedan en la Villa son maltratados (y las mujeres violadas) mientras el ejército saquea, roba e incendia. Los más perjudicados fueron los templos: las reliquias de Santa Victoria fueron aventadas, robaron las custodias de las reliquias de San Pedro de Alcántara y San Pascual Bailón, así como los cálices, copones y vestiduras sacerdotales, los sagrarios y archivos se destrozaron, los sepulcros y tumbas fueron violentados, y las imágenes, como la de Nuestra Señora, acuchilladas y despedazadas. Las tropas siguen entrando hasta el 12 de Octubre. El patrimonio tobarreño no volverá a sufrir tan duro golpe hasta el siglo XX, esta vez de manos de los propios españoles.

El 6 de Septiembre parten de Tobarra y la población vuelve a sus casas destrozadas.
El 13 de Octubre de 1813 visita el pueblo el Obispo de Cartagena, Don José Ximénez, asi que la Villa ya estaría fuera del ámbito francés. En ese año ya no se registran enterramientos de soldados.

- TOBARREÑOS EN LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

Hubieron tobarreños en la derrota de Tudela y en la heróica defensa de Zaragoza, pertenecientes a la División Murciana del Conde de Cervellón, desplazados desde Chinchilla a Navarra, y que tras la derrota se movilizaron hacia la capital aragonesa. Debían de ser campesinos armados con un fusil y con un borrico cargado de provisiones, que se ampararon en la protección de la Virgen del Pilar y en una fé ciega en la victoria, aquella "grey de locos e insensatos" que cita el historiador francés Thiers, que llegado el momento tuvieron que fabricar pólvora obteniendo el salpetre de la tierra de las calles, y requisando todo el azufre de la ciudad.



Fueron:
-José Algarra y Bustamante, soldado, vecino de Tobarra, natural de Hellín. Arriero de oficio, murió de cólera en Albatana el 7 de Septiembre de 1855.
- Francisco Cañabate, soldado, retirado de Sargento por Real Cédula de 20 de Noviembre de 1849.
- Diego Catalán Franco, soldado. Estanquero en Tobarra gracias a un nombramiento de 1855.
- Juan Gómez Teruel, soldado. Murió en Tobarra en Marzo de 1857.
- Fernando López Iniesta, soldado del Regimiento de Zapadores. Murió en Tobarra el 3 de Agosto de 1867.
- Pedro Lorenzo López, soldado. Fallecido el 11 de Noviembre de 1871.

A todos ellos la Reina Isabel II les concedió el grado de sargento segundo y una pensión de retiro de 112 reales mensuales, además de una cruz roja con la Virgen del Pilar en el anverso y la leyenda "El Rey a los defensores de Zaragoza" en el reverso.


Respecto a tobarreños "afrancesados" o colaboracionistas, no consta ninguno en el Archivo Histórico Nacional, legajo 3112, "Sujetos adictos al intruso gobierno de José, anteriores a la formación del índice alfabético que se conserva de este canalla": no obstante en dicho índice aparece un natural de Tobarra: Don Antonio Carcelén Córcoles.

- CONCLUSIÓN

La retirada de tropas con destino a la campaña contra Rusia fue aprovechada por la resistencia a partir de la Batalla de Arapiles, en 1812, por lo que se procedió a avanzar hacia los Pirineos a lo largo de 1813. El 11 de Diciembre de ese mismo año, el Tratado de Valençay deja España libre de la ocupación francesa y reconoce a Fernando VII como monarca, aunque eso no quita que el ejército español continuara hacia Francia, hasta la derrota definitiva de Toulouse en 10 de Abril de 1814, tras la cual abdicó Napoleón.

BIBLIOGRAFÍA:

- Martínez Cardos Ruiz, José-Leandro. "Tobarra y la Guerra de la Independencia". Libro de Semana Santa de Tobarra, 1998.
- Wikipedia

3 comentarios:

mojul8 dijo...

muy interesante amigo fran, muy interesante. Este artículo sobre la Independecias de los gabachos.

veo que te has pasado al LADO OSCURO...de blogger...

es mucho mejor servidor que el que usabas ya verás como puedes modificar tu plantilla de mil formas diferentes...

un saludo amigo

José Rafael dijo...

Quién es Fran? XD

Anónimo dijo...

Hola, me ha gustado mucho tu articulo, Y coincide con la documentacion que me interesa. Un saludo Mirian