martes, 3 de febrero de 2009

ERMITA DE SAN BLAS


- San Blas:

Blas de Sebaste, venerado como San Blas, fue médico y obispo de Sebaste (Sivas, Turquía) entre los siglos III y IV . Tenía fama de curador milagroso, tanto para personas como para animales, y vivía en una cueva.

Fue encarcelado durante la persecución de cristianos llevada a cabo por Agrícola, gobernador de Capadocia.

Salvó la vida de un niño que se estaba asfixiando con una espina de pescado, de ahí que se le invoque para aliviar las enfermedades de garganta. La madre, agradecida, le llevó a prisión comida y una candela, de donde viene la costumbre de encender velas el 3 de febrero, día de su fiesta, a continuación de la fiesta de la Candelaria.

Se dice que fue lanzado a un lago, pero que caminó sobré las aguas, desafiando a los paganos a que hicieran lo mismo, sin éxito. Fue torturado con rastrillos de arar, y finalmente decapitado (año 316).

Sus atributos son el cerdo, los cirios entrecruzados, el cuerno, la mitra y el rastrillo de cardar la lana, por lo que es frecuente su advocación en pueblos donde abundan los ganados.

- Ermita de San Blas:

Lamentablemente, la ermita no ha llegado a nosotros. Se encontraba en lo que hoy es la parte trasera del Museo del Tambor (ermita de la Purísima), en la calle que lleva su nombre, San Blas.
Se hallaba intramuros de la Villa; la muralla pasaba muy cerca, es posible que incluso lindara con el templo.

Hasta ella se accedía por el callejón junto a la Purísima o subiendo desde la Placeta del Coronel, por la callejuela que se conoce como "calle que sube a San Blas".

Se trataba de un pequeño edificio precedido de un patio descubierto, cuyas paredes daban a unas pequeñas viviendas del cerro de Santa Bárbara (antes de San Cristóbal) y a la calle de San Blas, siendo esta pared más alta debido al desnivel. Tendría unos 20 metros de largo por 10 de ancho, con un patio exterior de 40 de largo por 28 de ancho.

La primera vez que aparece citada es en 1592, en el testamento de Juana Sánchez. Por citas testamentales se sabe de la existencia de una cofradía a nombre del santo.
En el artículo de Francisco Ruiz Molina se incluye un apéndice documental que no reproduciré aquí por su extensión ("imposición de censo hecha por Francisco Pérez Vizcaino a favor de la ermita de San Blas" y "reconocimiento de censo, hecho por Alfonso Pérez Sánchez a favor de la ermita de San Blas").

Ruiz Molina nunca la vio destinada al culto: en el siglo XX fue escuela y sede de los Soldados Romanos (los "Socios"), que la usaron como cuartel hasta su derribo, tras el cual pasaron a la Purísima. Las únicas fotos de las que tengo conocimiento del edificio en pie son las que se hacían los "Socios" en su puerta y el patio:


Las realizadas por Juan Andrés Guirado desde en cerro de Los Elbares, donde se aprecia San Blas detrás de la Purísima:


Y las de las ruinas, que datan de 1983 y son de Guillermo A. Paterna, el Cronista de la Villa:


Bibliografía:

- "Ermita de San Blas". Francisco Ruiz Molina. Libro de Semana Santa de Tobarra, año 2000.

Situación en SigPac ( 38° 35' 24.87" N, 1° 41' 21.46" W ):

9 comentarios:

Waldo dijo...

Yo creo recordar que mis padres me contaban que esa ermita en sus años mozos era una sala de bailes o un cine de verano o algo así.

Francisco José Peña Rodríguez dijo...

Te felicito por el Blog...

Francisco José Peña Rodríguez dijo...

Waldo. Es cierto, fue una sala de bailes hasta que el deterioro lo impidió. En la revista de S Sta de la que ha extraido el autor la fotos se comenta. Saludos

José Rafael dijo...

Gracias por los comentarios.

Lo que más me choca es no haber visto fotos de la ermita al completo, si se hundió hace relativamente tan poco tiempo.

Francisco José Peña Rodríguez dijo...

Jose podemos buscarlas, debe haberlas, los vecinos de alrededor deben salir en las puertas de sus casas con el ermita al fondo, una boda, etc...

José Rafael dijo...

Francisco José,

por fin he encontrado unas fotos en que aparece San Blas, aunque son de lejos y desde alto, por lo que solo se aprecia la parte alta, detrás de la Purísima. De momento, algo es algo... a ver si encuentro otra más de cerca.

José Rafael dijo...

ACTUALIZADO:

Añado dos fotos de Guirado.

mariano gil dijo...

Efectiva mente yo fui testigo en mi juventud donde un grupo de jóvenes de aquellos años. obtuvimos permiso, para poder acondicionar la ermita como un lugar donde re unirnos los jóvenes, chicas y chicos para escuchar música del momento y relacionarnos,especie de (teleclub) (que lastima no aya ninguna fotografia),

Manu Escobar dijo...

Peña, llevo años buscando fotografías de la Ermita de San Blas por todas las casas de mi barrio. Por lo que sea, nadie, nadie, tiene una triste foto de la Ermita de San Blas al completo.
Mi abuelo siempre me ha contado que las noches del comienzo de Guerra en el 36, por las noches se escuchaban tiros en las proximidades de ellas, y que según cuentan muchas lenguas, aquello acabó siendo un fosa en la que abundaban los cadáveres.
Lo que sí es cierto, puesto que lo he vivido en persona, fue cuando construyeron los dos parques de San Blas, que comenzaron a sacar huesos y más huesos humanos (amontonados todos, no enterrados de manera individual), incluso me acuerdo a la perfección de jugar una mañana con mi vecino Miguel Morcillo con un cráneo (por muy fuerte que suene, éramos niños). Pero sí, si es cierto que allí salieron miles de huesos cuando se construyeron los dos parques. Unos parece ser enterramientos propios de personajes eclesiásticos vinculadas tanto a la Ermita de San Blas como a la Pusísima, pero había un lugar concreto donde los restos humanos aparecían amontonados unos encima de otros.

Es cierto, en los cimientos de mi casa, se hayan restos de la muralla que lindaba con la Ermita. También me acuerdo cuando se hizo la parte nueva de mi casa; mi padre y yo descubrimos cimentando, un lienzo pequeño que parecía ser más el de una muralla que el de una pared de un hogar común.

El pueblo está lleno de Historia que se nos escapa de las manos! :)