viernes, 7 de agosto de 2009

IGLESIA DE SAN ROQUE


HISTORIA

Debido a la escasa capacidad y el progresivo deterioro de la ermita de San Roque, se dan los primeros pasos para la construcción de una nueva iglesia en 1965, haciendo los trámites necesarios el párroco Hermenegildo García, que envía cartas al administrador diocesano, Manuel Ballesta.

En noviembre de 1966 ya existe un anteproyecto realizado por los arquitectos Alfonso Quereizaeta y José Antonio Arenillas, de Madrid, aunque el definitivo se lo llevaron Ricardo Aroca y Luis E. Burkhalter, también de Madrid. Su presupuesto, que se conserva en el archivo diocesano (a 5 de enero de 1966) ascendía a 2.226.899 pesetas, siendo un proyecto consistente en residencia-colegio y convento para las Hermanas Apostólicas de Cristo Crucificado. El proyecto definitivo data de julio del 68.



La Iglesia se levantaría en un solar del paraje conocido como "el Ojo Manzano" (en terrenos de regadío del Hilo de la Balsilla), adquirido por Francisco Cano Fontecha y su mujer Pilar Hernández Ros, que pasará a seguir detenidamente el proyecto cuando su marido enferme. La urgencia de una nueva parroquia hace que el proyecto de colegio pase a segundo plano, como manifestó Manuel Ballesta en una carta a la superiora general sor María Seiquer (4 de marzo de 1968):

"El Sr. Obispo de esta diócesis [don Arturo Tabera] opina que debe construirse en primer lugar el templo y junto al templo una residencia para las religiosas que pudieran encargarse de la atención del mismo y la acción apostólica interparroquial. También se intentará, si hay posibilidades económicas, construir el proyectado colegio para primera enseñanza..."

El siguiente obispo, don Ireneo García, dijo que se iba a "dotar a Tobarra de un nuevo templo que redundaría en bien espiritual de aquella barriada y de toda la población". Al proyecto se lo llega a denominar como "complejo parroquial piloto en la diócesis".

El 4 de abril de 1968 se firma en Murcia la escritura que pone a nombre de la Diócesis los solares adquiridos por el matrimonio, para facilitar la ejecución de la obra, "con fachada principal de 32 metros a la calle del general Mola, sin número, y fachada de 31 metros a la calle nueva, aún sin nombre, con una extensión superficial total de mil once metros y veinte decímetros cuadrados". Además se compró otro solar de 480 metros cuadrados a Antonio Jiménez García (21 de agosto de 1968), por un valor de 72.000 pesetas, en la calle nueva que luego sería Francisco Cano Fontecha.

La primera piedra se pone el 10 de julio de 1968, con la asistencia del obispo don Arturo Tabera, el párroco don Ramón González Cid y el alcalde don Tomás Pinar Pastor:

Las obras comienzan el 14 de febrero del año siguiente y se prolongan excesivamente hasta ser inaugurada la Iglesia el 14 de abril de 1873, el Sábado de Ramos. El obispo de Albacete es don Ireneo García, el párroco don Juan Francisco García López y el alcalde, don Rafael García Sarrías.

El día 22, 8 días después de la inauguración, se oficia la primera boda, la de Jesús Alfaro Romero con Juana Villa Bañuls. Ni las Hermanas de Cristo Crucificado, ni las hermanas Presentacionistas (a las que también se les ofrece) acaban ocupando el Convento.


El retablo del viejo templo, realizado a la cera fundida con pigmentos por Jordi Samsó (1929-2009) en 1959, se traslada en septiembre de 1980 al altar de la nueva parroquia, por iniciativa de Juan Francisco García, que encarga su adaptación al nuevo espacio al pintor local Santiago Jiménez López, pues se pasa de los 6 metros originales a los 4'5 de la pared del moderno templo:


Con Florencio Ballesteros, en 1992, se realizan una serie de reformas: ubica la vivienda en la planta baja (donde se encontraba la Capilla de la Confesión y Jesús del Prendimiento), suprime el biombo del altar, y la estructura vertical sobre el mismo. Se cambian las sillas rojas por bancos de madera y los confesionarios se situan en la parte baja frente al coro.


En 1998, siendo los párrocos Luis Enrique Martínez Galera y Francisco Javier Valero Picazo, se cambia el tejado de uralita, que se había revelado como uno de los elementos más frágiles del edificio, por una sobrecubierta de zinc galvanizado con fibra de vidrio, abriendo un patio de luces interior sobre el altar:



El 19 de abril de 1998 se celebra una misa conmemorativa por el 25 aniversario de la apertura del templo. La última reforma llega en 2006 con Antonio Carrascosa y Antonio Pérez, cambiándose el suelo a base de ladrillo de barro por otro de granito rojo.

Durante su historia, además de los fines litúrgicos, el templo ha acogido conciertos (el II Festival Provincial de Bandas en 1984), las presentaciones de la revista de Semana Santa (1990 y 1991), la presentación de la imagen de la Oración en el Huerto (2007) y además ha servido de partida y/o llegada de procesiones como la del Prendimiento, San Roque, la del Silencio, la de La Burrica o la de la Oración en el Huerto.


EL EDIFICIO


Se trata de todo un complejo parroquial, con templo, despachos, salas de catequesis, vivienda, placeta... realizado en ladrillo, piedra y hierro. El templo, rectangular, tiene una estructura parecida a una gran tienda de campaña, con una cubierta muy inclinada. A él se accede a través de una placeta con escaleras a la calle Francisco Cano Fontecha y a través de una rampa y escaleras a Reina Sofía.


El espacio que antecede a la entrada se encuentra porticado:

La puerta de acceso:

Una vez en el interior lo que más destaca es el gran muro de ladrillo, que recuerda al estilo mudéjar:
El altar está realizado con piedra y hierro, y el ambón de madera. En 1992 se suprime el biombo que permitía cerrar el altar para convertir el templo en un salón de actos, como se puede apreciar en esta foto de 1973:

Hasta entonces, el sagrario se encontraba a mano izquierda , y a mano derecha se hallaba la puerta que conducía a la Capilla de la Confesión, donde estaba Jesús del Prendimiento. Como se puede ver, la parte superior del altar estaba cerrada.
Con la reforma, dicha parte desaparece, la Capilla se convierte en el emplazamiento de la vivienda del párroco, en cuya nueva pared se coloca el Sagrario, y Jesús del Prendimiento pasa al lado contrario:

Como he dicho anteriormente, el altar está presidido por un retablo procedente del viejo templo, en cuyo centro se sitúa la imagen titular, realizada por Roberto Roca Cerdá:


Aquí una imagen del Sagrario barroco, del S. XVIII, con un relieve del Resucitado, y otra con la decoración de la Iglesia con motivo de la Semana Santa:

Todo ello completado por dos ciriales de plata del XVII, una cruz procesional y una columna salomónica para la vela del Santísimo.


La imagen de Jesús del Prendimiento, obra también de Roberto Roca:


Otras imágenes de la parroquia son un San Roque del XVIII en la Sacristía:


Y una Inmaculada Concepción del XVI:


En la pared del coro se encuentran los cuadros del Via Crucis y los confesionarios:


En la fachada que da a la calle Reina Sofía se encuentra el acceso a la vivienda del párroco:

Y en la esquina de la placeta, una gran torre cruciforme de hierro con altavoces (a modo de campanario, aunque yo no recuerde haberlos oído nunca funcionar):



Situación (mediante SigPac) : Latitud: 38° 35' 42.88" N Longitud: 1° 41' 9.95" W

Bibliografía:
- "Iglesia de San Roque", de José Joaquín Martínez Ramón, y "San Roque en Tobarra: devoción, iglesia, barrio y fiestas", de Guillermo A. Paterna Alfaro, en el número extraordinario de la revista de la Hermandad de San Roque, 2009
- "Iglesia de San Roque, la historia de un proyecto hecho realidad", de José Joaquín Martínez Ramón, libro de Semana Santa de Tobarra 1999

Fotos:
José Rafael Navarro
Mariano Valero

Guillermo A. Paterna Alfaro
Antón

3 comentarios:

Waldo dijo...

Yo si que he llegado a oir los altavoces, en los tiempos en que me preparaba para hacer la comunión, cuando Don Florencio era párroco, los hacía sonar, pero su sonido se asemejaba más al de un cencerro o una oveja soltando graznidos, que al de una campana, además todavía recuerdo el enorme amplificador que los ponía en marcha... ¡parecia una lavadora!

José Rafael dijo...

Yo de lo que me acuerdo fue de la visita del Obispo cuando hice la catequesis allí (aunque también la hice en la sacristía de San Antón y en los salones de la Asunción).

Anónimo dijo...

Tambien don Julian el cura que sembro la polemicay lo echaron del pueblo,yo era monaguillo de San Roque en aquella epoca. Esta en alguna foto de las que as puesto cuando estan firmando y cuando ponen la piedra.
Los podria contar mil y una historia de esa epoca de monaguillo